Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

¿Es lícito que los Obispos lleven la cruz pectoral sobre la casulla?

Respuesta: AFIRMATIVA
El uso de llevar la cruz pectoral sobre la casulla durante la celebración eucarística por parte de los Obispos, aún siendo una peculiar característica del rito ambrosiano y de las liturgias orientales, en estos últimos años se ha extendido difusamente también en la liturgia romana.
Además parece oportuno y significativo que el Obispo, ya sea cuando celebra sólo o cuando preside una concelebración, pueda tener un signo que lo distinga de los presbíteros. Por tanto, este Dicasterio, añadiendo a lo ya prescrito, establece, de consensu Superiorum, que la cruz pueda ser llevada también sobre la casulla, permaneciendo libre la posibilidad, a elección del Obispo, de llevarla bajo ésta.
Roma, 16 de julio de 1997
+ Jorge Medina Estévez, Arzobispo-Pro-Prefecto + Geraldo M. Agnelo, Arzobispo Secretario

[Notitiæ 33 (1997) 280]

La «Epifanía del Señor» en una homilía siríaca del siglo VI

En las aguas de la misericordia
Una colección siríaca del siglo VI contiene una breve homilía sobre la Epifanía. No comenta explícitamente textos bíblicos, pero presenta una panorámica de los temas de la Epifanía y elenca los beneficios de la celebración: «Bendito sea el Altísimo que, en su gracia, nos ha hecho dignos de estas santas fiestas, a fin de que con nuestras alabanzas y nuestros cantos nos convirtamos en compañeros de los santos. Bendito sea aquél que suplanta las fiestas con las fiestas, las asambleas con las asambleas, y traza nuevos senderos para que los camine la estirpe de los fieles. De hecho, en lugar de la fiesta de los ídolos, he aquí que nuestra humanidad celebra las fiestas de Dios. En lugar de las fiestas disolutas que reunían a los demonios en el mundo, he aquí las asambleas de la templanza que en todo lugar reune el Espíritu de Dios. En el puesto de los caminos por los que nuestra naturaleza humana corría hacia los ídolos esculpidos, Cristo prepara nuevos camino…