Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Libros 2012: Ars liturgica.

AA.VV., Ars Liturgica. L'arte a servizio della liturgia, Magnano, 2012, 270pp.

La bellezza dell’arte nella liturgia deve sempre rivelare Dio e il suo amore per l’umanità.

“La liturgia ha bisogno del linguaggio dell’arte, espresso nell’architettura, nella scultura, nella pittura, nelle vetrate, nella musica. Allo stesso tempo, però, la liturgia cristiana deve discernere e giudicare quali opere d’arte possono entrare in essa e acquisire la capacità di essere concelebranti, di essere mistagogiche, in grado cioè di condurre al mistero di Cristo; deve valutare se, al contrario, le opere d’arte costituiscono una contraddizione, un impedimento alla liturgia stessa” (Enzo Bianchi).

A quali condizioni l’arte diviene ars liturgica? Questo è l’interrogativo da cui ha preso le mosse il IX Convegno liturgico internazionale di Bose, approfondendo il rapporto tra liturgia e arte avviato l’anno precedente. Partendo dalla legittimità dell’idea di “sacro” nel cristianesimo, il convegno ha toccato …

«El Primado de Dios en la Liturgia» de la mano de Joseph Ratzinger (II)

I.  LA NATURALEZA DE LA LITURGIA.
1.  Liturgia y vida. La finalidad última del éxodo del pueblo elegido es la adoración de Dios, que ha de hacerse según el plan divino y, por ello, fuera de todo compromiso humano. El origen del pueblo de Israel es servir al Señor y la tierra prometida es un espacio para la adoración de Dios. En este contexto acontece la alianza de Dios con  su pueblo. Pero ¿qué sucede en esta Alianza del cielo con la tierra? En el Sinaí el pueblo recibe la instrucción sobre el culto divino y una regla de vida, de tal manera que el culto en adelante será inseparable de un estilo de vida; además, un ordenamiento de la vida humana que no reconozca a Dios impedirá el desarrollo humano. En fin, culto y vida se apoyan mutuamente y la liturgia sólo se celebra adecuadamente con un corazón entregado a Dios y un pueblo sometido a la ley divina, pues la liturgia va más allá del mero culto exterior. En este contexto se comprende por qué “la gloria de Dios es el hombre vivo, y la …

Felicitación Navideña

«Unigenitus tuus factus est Ancillæ suæ Filius, Dominus Matris suæ»

  Estas palabras de la "Illatio" de la Misa In Nativitate Domini sintetizan el gran Misterio que celebramos el 25 de diciembre: «Tu Unigénito se ha hecho hijo de su esclava, Señor de su madre». 
Desde la Web y el Blog Lex orandi pedimos para todos vosotros, nuestros lectores, «que, Cristo, Señor y cabeza de todo poder, nos conceda vivir el año próximo con integridad de espíritu y que ante sus ojos benignos podamos complacerle en todo» ("Oratio Admonitionis" de la Misa In Caput Anni).


Feliz Navidad y Próspero Año 2013
Adolfo Ivorra Robla Salvador Aguilera López

Sacramentality.

«El Primado de Dios en la Liturgia» de la mano de Joseph Ratzinger (I)

EL PRIMADO DE DIOS EN LA SAGRADA LITURGIA El Espíritu de la Liturgia. Una introducción. Un libro de Joseph Ratzinger
“En este pequeño libro, que no intenta ofrecer una guía para la praxis litúrgica, sino reflexiones sobre el espíritu de la liturgia”[1], Joseph Ratzinger, en la línea de Romano Guardini, intenta presentar lo esencial de la acción litúrgica, mostrando su íntima realidad y sus exigencias estructurales intrínsecas. Se trata ahora como entonces de poner en marcha un movimiento litúrgico. “Contribuir a esta  renovada comprensión: es ésta la intención del volumen que aquí presento al público (…) No se trata de entretenerse en discusiones o investigaciones de tipo científico, sino de ofrecer una ayuda para la comprensión de la fe y para la justa realización de la fundamental forma expresiva de la liturgia”[2]. Una vez que se responde a la pregunta fundamental por qué creo, aparece en el centro de nuestra vida la sagrada liturgia, porque es preciso glorificar a Dios del modo deb…

Dudas ya resueltas por el Caeremoniale Episcoporum (III).

Parece que fue ayer cuando salió el primer número de esta serie... en un caluroso día de agosto de 2010. Pero el Ceremonial de los Obispos, aunque ya vamos por una tercera edición de la OGMR, siempre completará lo que falta en la normativa del misal. También nos aclara esas dudas que siguen surgiendo con la sola lectura de esos prenotandos. Antes de meterme en aguas pantanosas -la extensión de las manos, a la que espero dedicar un post-, conviene hablar de unos signos que se supone que conocemos pero que parece que no. Su desconocimiento puede ser simplemente eso, pero no pocas veces es signo de dejadez, "liberalismo", etc., etc. A veces se proclama que hay que huir de "formalismos", del "orden cerrado" al estilo militar... pero todo en la liturgia tiene un sentido simbólico. Al suprimir gestos quitamos signos que ofrecen una verdadera catequesis, además de que con ello olvidamos el sentido de lo que hacemos. Comencemos, pues, con las "revelaciones&…

La «Solemnidad de Santa María» en la Liturgia Hispano-Mozárabe

La «Anunciación» a ocho días de la «Navidad»
Ocho días antes de la Solemnidad de la Natividad del Señor, el Rito Hispano-Mozárabe se dispone a celebrar la «Solemnidad de Santa María», es decir, la Encarnación del Señor en el seno de Santa María. El X Concilio de Toledo (656) determinaba en su canon sexto que no puede ser celebrada dignamente en cuaresma o pascua la Concepción del Verbo, ya que en este tiempo no se celebran los natalicios de los santos, por esta razón el Concilio establece que: «por especial constitución se santifique ocho días antes del día en el que nació el Señor la fiesta más célebre y esclarecida de su Madre... ¿pues qué es esta fiesta sino la Encarnación del Verbo? la cual debe ser tan solemne, como la Natividad del mismo Verbo».
Esta Solemnidad la encontramos dentro del Adviento, tiempo litúrgico que, al igual que en el Rito Ambrosiano, goza de seis semanas, siendo el primero el que cae entre el 13 y el 19 de noviembre, por esta razón se dice que el domingo primer…

«El Rito Mozárabe y el Año de la Fe» según el Arzobispo-Primado

Del Corazón a los labios y de los labios a las obras

El Año de la Fe, recién estrenado, se presenta, en palabras del Papa Benedicto XVI, como «una peregrinación en los desiertos del mundo contemporáneo, llevando consigo solamente lo que es esencial (...) el Evangelio y la Fe de la Iglesia» (Homilia en la Misa del inicio del Año de la Fe, 11-10-2012). Conviene, por tanto, centrarse en lo esencial, retornar a las fuentes. En otras palabras, se trata de poner a Cristo mismo en el centro de toda la acción de la Iglesia: Él es la garantía de que el desierto contemporáneo se trasformará en un vergel.
La fe es un don del Espíritu que nos fortalece y nos hace crecer, pero nos hace crecer en comunidad, y no como miembros aislados, ya que sólo se crece en comunión; y sólo así estaremos preparados para anunciar, con palabras y obras, el mensaje de Cristo. Pero el anuncio del mensaje de Cristo no puede reducirse a una simple enseñanza; el anuncio lleva a quien lo oye a dar una respuesta, negativa o…

Conjuro contra las tempestades.