Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2009

Degollación de san Juan Bautista.

Oratio Admonitionis (Missale Hispano-Mozarabicum)

Queridos hermanos, con fe profunda y devoción generosa debemos celebrar la solemnidad del glorioso Juan, y alabar la santidad con que acaba su vida, con las mismas señales de elección divina con que empezó. Se va con el mismo testimonio de gloria celestial con que había venido. Cristo fue la causa de su muerte, como Cristo había sido la causa de su nacimiento, por obra del Espíritu Santo, que concentró su amor en él. En ningún momento se nota en él la debilidad de la naturaleza: en su concepción se cumple un vaticinio, en su acción el bautismo, en su muerte el martirio. La misma gracia está presente en el nacimiento del profeta, en el transcurso de la vida del docente, en la pasión del que amaba ardorosamente. Profetiza desde el seno materno, predica en el mundo, termina su misión bajo la espada. Lo elige la justicia, habla de justicia, es decapitado por la justicia. No es extraño que un varón dispuesto para proclamar a Dios con tantos …

Método para comprobar qué misal es el mejor...

Contexto: s. XI.
Método: el misal romano y el mozárabe se introducen en una hoguera. El misal que arda se condena.
Resultado: el misal romano ardió el primero, pero el mozárabe dio un salto y escapó de las llamas. El rey Alfonso VI, de una patada, volvió a meter el misal en la hoguera, aún cuando el romano ya había sido consumido.
Imágen alusiva:




























Texto aclaratorio de la imagen:

- Romanus ex igne prosiliit.
- Gothicus sub flammis illaesus.

La doctrina eucarística de Adrevaldo de Fleury.

Artículo publicado en Liturgia y Espiritualidad 40 (2009), 372-378.

Adrevaldo de Fleury (†897) fue un monje benedictino francés, abad de Fleury, conocido por su obra Miracula s. Benedicti y, recientemente, por su desprecio del acto del comercio. Su doctrina eucarística se recoge en la obra De corpore et sanguine Christi contra ineptias Ioannis Scoti[1], en polémica contra la interpretación eucarística Juan Escoto Eriúgena (†877), traductor de las obras del Pseudo-Dionisio Areopagita. Sin embargo, nunca expone el pensamiento de Juan Escoto del cual quiere hacer controversia, sino que se limita a exponer los comentarios de san Jerónimo, san Agustín y san Gregorio magno. Esta carencia es desafortunada, pues la obra eucarística de Juan Escoto no ha llegado a nosotros. Se especula que concebía la presencia eucarística de Cristo como meramente simbólica. La “recopilación” de Adrevaldo es una simple muestra de auctoritates sobre el realismo eucarístico, pero su selección nos da un…

¿Mantel de colorines?

Flash litúrgico publicado en Liturgia y Espiritualidad 40 (2009), 379.

En algunas ocasiones, cuando se entra en una iglesia, uno recibe un golpe visual de lo más desagradable al mirar el altar. O cuando ve las fotografías posteriores a una celebraciones eucarística con jóvenes o niños. Los ojos perciben un mantel que es todo un atentado a la estética y al buen gusto, con colores y formas que no usaríamos para vestir la mesa en una fiesta familiar.

Pero, ya se sabe... eso del gusto es muy subjetivo, aunque quizás no tanto: como suele suceder cuando se habla de este tema, en una ocasión alguien advirtió que "sobre gustos no hay nada escrito", para justificar los suyos, a lo que su interlocutor respondió diciendo: "perdone, pero sí hay mucho escrito, y yo lo he leído".

También nosotros hemos leído lo que dice la Institutio del Misal Romano al respecto, y en el número 117, cuando describe lo que hay que preparar para la misa con pueblo dice: "Cúbrase el altar al …

Oficio catedralicio hispano-mozárabe.

"El Oficio catedralicio, una de cuyas características es la fuerte oposición a su monasticización, tenía sólo las dos horas principales, el vespertino y el matutino y su estructura era compleja y muy variable en cantos, himnos y oraciones; en los días litánicos o penitenciales se añaden las tres horas menores; consta en diversos Concilios la costumbre de celebrar diariamente estas dos horas principales y se invita al clero a que asista para que recen al final la plegaria dominical y se bendiga a los fieles presentes"

"El Oficio catedralicio se distingue principalmente, no por su obligatoriedad, sino por su unidad. Una característica llamativa del Oficio catedralicio es la desaparición a veces de los salmos en cuanto tales, pues se desmembraron en versículos, alternándolos con antífonas sálmicas y otras frases bíblicas; costumbre nacida posiblemente en el siglo VI bajo la influencia bizantina en contra de los visigodos arrianos [...] Existen dos tipos de Oficio catedralic…

Comienza el año litúrgico bizantino.

El 1 de septiembre comienza el año litúrgico bizantino, a diferencia de los ritos occidentales que comienzan con el primer domingo de adviento. Jean Corbon nos resume esta particularidad:
"En el año 312, bajo Constantino, se inicia un nuevo calendario civil, el Indiktion, según un ciclo de quince años, y se fija el principio del año el 1 de septiembre. Desde entonces hasta nuestros días, el principio del año litúrgico bizantino se celebra el día 1 de septiembre. No existe en ello ninguna relación con la Economía de la salvación, y no se trata de encontrar aquí justificaciones piadosas o simbólicas" (J. Corbon, Liturgia y oración, Madrid, 2004, 46s).
M. Nin resume el sentido "mariano" del año litúrgico bizantino, que contrasta con el cristológico romano (Adviento (del Salvador)-Cristo Rey): "Natividad de la Madre de Dios (8 de septiembre): La primera gran fiesta del ciclo litúrgico bizantino es una fiesta de la Madre de Dios, como la última: la Dormición del 1…